¿Como iniciar un reclamo por accidente de tránsito?

Cuando una persona es víctima de un accidente de tránsito, tendría derecho al cobro de una indemnización.  El monto a cobrar  dependera de varios factores.

En principio, se presenta el reclamo a la compañía de seguros que debe responder. No todas las compañías se manejan del mismo modo, esto depende de la solidez, liquidez, políticas internas y estrategia comercial de cada compañía. Algunas  tienen como política, intentar lograr un acuerdo con el damnificado en la etapa de mediación, mientras que algunas no ofrecen acuerdos razonables en esta etapa, por lo que debe llevarse el caso a juicio para conseguir una indemnización justa. 

Es importante destacar, que la pericia y habilidad del abogado en la negociación legal,  en la negociación por los puntos de incapacidad en caso de existir lesiones (como por ejemplo la cervicalgia o latigazo cervical, muy común en accidentes vehiculares). 

El latigazo o esguince cervical es una de las lesiones más comunes ocurridas como resultado de un accidente de tránsito, ya sea ante un impacto frontal, lateral o al ser colisionado desde la parte trasera del vehículo. La lesión es producida por un movimiento brusco y repentino de la cabeza hacia atrás (hiperextensión), hacia delante (hiperflexión) o ambas, lesionando músculos, ligamentos, articulaciones e incluso, rectificando la lordosis cervical. 

La suma que se paga por este tipo de lesión, depende de los puntos de incapacidad que se lleguen a determinar por el médico. 

Volviendo al reclamo, este se pude optar por presentar ante el área administrativa, que por lo general,  tiene estipulado un monto máximo de dinero a pagar según el siniestro, vehículo y daños ocasionados. En general, el monto resulta  un poco inferior al necesario para cubrir las reparaciones a realizar.

En una buena cantidad de casos ,  no se llega a juicio, ya que se resuelve en la etapa de mediación  ( es una etapa previa obligatoria antes de iniciar el juicio). En general,  en esta etapa , lse podría resolver  de entre tres a seis meses en el peor de los casos. 

En cambio, la acción judicial  es  mucho más prolongado, pudiendo extenderse entre tres a ocho años, y sólo es recomendado en casos donde la compañía de seguros no está dispuesta a negociar una indemnización coherente respecto de los daños sufridos.

Es de importancia, que luego de sufrir un accidente de tránsito, aunque en apariencia no haya lesiones, de todas formas es muy importante presentarse dentro de las primeras 24 horas en una institución médica, en donde se tomen placas de cuello y columna. Estas placas y los comprobantes médicos que se le brinden, serán de fundamental importancia a la hora de efectuar la vista médica.

Anuncios

Reserva inmobiliaria: arrepentimiento

La reserva en la compraventa, que se estipula al momento de concretar la operación, configura la aprobación del acto de venta por lo cual su incumplimiento tendrá consecuencias jurídicas.

El código civil y comercial establece que la entrega de la suma de dinero para realizar la reserva se interpreta como confirmatoria del acto, excepto que las partes convengan la facultad de arrepentirse caso contrario quien entregó pierde la seña, y quien la recibió debe restituir el doble. Esto quiere decir que el comprador si se arrepiente perderá la suma de dinero que entrego y el vendedor si se arrepiente deberá devolver el doble de la suma que percibió.

Cuando se procede a realizar la resolución del contrato, además de perder la seña en caso de que el comprador decida no efectuar la compra o de tener que devolver el doble de lo percibido si el comprador no entrega el bien, el contratante de buena fe también podrá exigir a la otra parte que incumplió una indemnización por los daños y perjuicios sufridos como consecuencia de no concretarse la operación. La evaluación de dichos perjuicios dependerá de las circunstancias y particularidades del caso en concreto sin tener que estar sometido a cuestiones rigurosas. Las reservas pactadas relacionadas a la compraventa del inmueble deberán ser analizadas según el caso en concreto para poder analizar la verdadera intención de las partes al momento de celebrar el contrato. El comprador al abonar la reserva del inmueble salvaguarda por un periodo de tiempo determinado la prioridad sobre la propiedad frente a terceros posibles compradores, por lo tanto, corresponde la devolución de la suma de dinero dada si la operación no llega a realizarse por culpa del vendedor.

La reserva que se realiza para adquirir una propiedad, dependiendo del caso, es considerado como un boleto provisorio la cual estará supeditado a perfeccionar el contrato con la escritura por ante el registro de la propiedad inmueble luego de efectuar el pago del valor del bien inmueble. Esta reserva que se realiza, es considerado similar a la seña en cuanto a sus efectos legales, por lo cual si se la considera con el alcance de un boleto definitivo podría reclamarse la escrituración.

El pago de la reserva es entendido como un pago a cuenta del precio del valor de la operación a realizarse para la adquisición del inmueble; esto implica una confirmación de la operación a perfeccionarse con la escritura, salvo que en el contrato se convenga algo distinto. Por lo que, si no nada de esto se estipula, cuando el comprador se arrepiente pierde la suma dada en seña, y si el vendedor se arrepiente deberá pagar el doble de lo percibido como penalidad. Es muy importante que al momento de elaborar el instrumento a firmar se tengan en cuenta estas posibilidades para evitar tener que judicializar el caso, el cual, de darse dicha posibilidad los diferentes supuestos que deba analizar la justicia deberán tener que interpretarse con el principio general de la buena fe.

Por último, si del contrato de compraventa nace una relación de consumo además de las penalidades, daños y perjuicios también se podrá solicitar la aplicación de daños punitivos como multa civil de conformidad a lo establecido por la Ley de Defensa al Consumidor.

 

 

¿Qué hacer si no se ha escriturado la compra de una propiedad?

Puede ocurrir que se ha comprado un inmueble hace mucho tiempo, pero NO se ha escriturado, es decir que la propiedad esta a nombre del vendedor.

Con anterioridad al nuevo Código, el plazo para escriturar era de 10 años, siendo que a partir de la vigencia del nuevo (código) el término es menor.

Pero, si el comprador esta en uso de la posesión (mediante boleto de compraventa) ello tiene efecto interruptivo de la prescripción de la obligación de escriturar.

En efecto, cuando el comprador ha pagado la totalidad del precio y se encuentra en posesión pacífica de la cosa, ello importa por parte del vendedor el reconocimiento tácito de su obligación de escriturar, que interrumpe el curso de la prescripción. Pues parece impropio y antijurídico que el obligado a escriturar se ampare en la prescripción decenal para oponerse a llevar a cabo un acto formal y complementario que en nada puede afectar la validez de la operación.

Entonces es de real importancia, destacar que aunque hayan pasado más de diez años desde la mora para escriturar, la acción no prescribe cuando el comprador ha ejercido la posesión en forma pública, pacífica, y continua, ya que esa posesión es un reconocimiento tácito del vendedor que interrumpe la prescripción.

A mayor abundamiento, la posesión continuada durante un largo tiempo sin contradicción por parte de la compradora es suficientemente idónea para mantener interrumpida la prescripción de la acción de escrituración.

Así lo han sostenido distintos pronunciamientos judiciales, en acordar a la posesión, ejercitada por el comprador con boleto de compraventa, efectos interruptivos de la prescripción de la acción de escrituración. Cuando esa posesión se funda en la tradición hecha por el vendedor al comprador, ese reconocimiento que ha sido calificado de “fluyente” es expresión inequívoca de voluntad por parte del tradente -aunque no se trate de tradición traslativa de dominio por falta del requisito del título, en el sentido de reconocer el derecho del adquirente a la obtención de la escritura del inmueble.

Cabe poner de resalto, que si el boleto se suscribió con anterioridad a la entrada en vigencia del nuevo código, se aplica la anterior legislación, ya que los plazos de prescripción en curso al momento de entrada en vigencia de una nueva ley se rigen por la ley anterior.

A fin de concluir, solo resta expresar que las nuevas leyes supletorias no son aplicables a los contratos en curso de ejecución, y por ende, como se sostenía al principio, el comprador poseedor, está habilitado para tramitar la inscripción del bien por ante el Registro que corresponda.

¿Qué es un embargo?

A modo de introducción, se podría afirmar que el embargo es una retención por orden judicial de un bien perteneciente a una persona, para asegurar la satisfacción de una deuda, el pago de las costas judiciales o el pago de la responsabilidad derivada de un delito.

El embargo es una medida dictada por la autoridad judicial para asegurar el resultado de un proceso y que recae sobre bienes determinados cuya disponibilidad se impide. Procesalmente, se lo llama preventivo cuando se tiene por finalidad asegurar los bienes durante la tramitación del juicio y ejecutivo cuando su objeto es dar efectividad a la sentencia ya pronunciada, y también, se lo llama preventivo cuando se tiene por finalidad asegurar los bienes durante la tramitación del juicio y ejecutivo cuando su objeto es dar efectividad a la sentencia ya pronunciada.

El embargo ejecutivo es la retención (o apoderamiento) de los bienes del deudor que se realiza en el procedimiento ejecutivo, a fin de, con ellos o con el producto de su venta se pueda satisfacer la incumplida obligación a favor del acreedor que posea el título con fuerza de ejecución.

El embargo preventivo es la medida procesal precautoria de carácter patrimonial que, a instancia del actor o acreedor, puede decretar un magistrado o tribunal sobre los bienes del demandado, para asegurar el cumplimiento de la obligación exigida y las que resulten del procedimiento.

Si analizamos la doctrina, en ella se afirma que el embargo es la afectación, por orden de un juez, de uno o de varios bienes del deudor, o del presunto deudor, al pago del crédito sobre el cual versa el proceso. Por ejemplo, se puede embargar una propiedad, un vehículo, una cuenta bancaria, un sueldo, cobro de alquileres, algunos muebles, un fondo de comercio, derechos a cobrar en un juicio, derechos hereditarios, marcas, patentes, etc.

Comenzando por las cuestiones que tienen en común, tanto el embargo, la inhibición y demás medidas cautelares, son a partir de resoluciones que dispone un juez a pedido de un acreedor, lo que significa que cuando alguien está inhibido o tiene algo embargado, necesariamente tiene un juicio en su contra.

Otra cosa en común, extremadamente importante: tanto el embargo como la inhibición se ordenan sin avisarle antes a la otra parte. El pedido de embargo puede efectivizarse sin anoticiar al deudor, es inaudita parte, esto quiere decir que no necesita del conocimiento del deudor para aplicar la medida. Una vez efectivizada la medida se deberá poner en conocimiento del deudor que se efectivizo el embargo, bajo apercibimiento de responder los daños y perjuicios por el incumplimiento. Lo expuesto, aparece razonable, ya que si se tuviera que avisarle al deudor antes de embargarlo o inhibirlo, se le estaría dando tiempo para que se insolvente y frustre el derecho del acreedor. Esto también explica por qué la gente suele enterarse “de casualidad” que tiene alguna propiedad embargada o que está inhibida (cuando van a pedir un préstamo o tarjeta de crédito, salirle de garantía a alguien, transferir el auto, etc.).

Lo cierto es – como antes se dijera – la cautelar que nos ocupa(embargo y/o inhibición) es a todas luces correcto que no le avisen(al deudor) antes, por la razón que ya se explicara, aunque, la ley exige al acreedor que le avise al deudor después de haber inscripto el embargo o inhibición, extremo que en muchas ocasiones no se cumple , a lo que hay que agregarle, a que en muchas ocasiones se informa a un domicilio viejo y el embargado no se entera.

Tanto el embargo como la inhibición tienen una duración de cinco años (en el caso específico de los embargos de autos es de tres años), pero antes del vencimiento, el acreedor puede pedir su renovación todas las veces que quiera (por esa razón hay mucha gente inhibida hace más de veinte años), esto así, siempre y cuando el propio juicio lo permita.

Si usted tiene un juicio ejecutivo en donde le trabaron embargo, le podría interesar las siguientes notas: Lo que deberías saber ante un juicio ejecutivo por deuda de tarjeta de crédito  ; Inadmisibilidad de la ejecución directa de pagarés de consumo

Reconocimiento de la antigüedad ante un cambio de empleador

El trabajador está protegido por la ley de contrato de trabajo, la cual garantiza sus derechos, aun cuando se cambie el empleador, ya que establece amplios alcances para satisfacer los créditos laborales.

La antigüedad del trabajador debe respetarse cuando opera un cambio de empleador sin extinción del contrato de trabajo. La interposición, mediación, subcontratación y delegación en la contratación de personas con fraude a la ley obligara a los empleadores de forma solidaria, si las transferencias o cesiones del contrato laboral son utilizados como herramientas fraudulentas para violar los derechos adquiridos, como por ejemplo el reconocimiento de la antigüedad.

En el derecho laboral existe un principio llamado “primacía de la realidad”, que establece que la situación verídica está por encima de los actos. Por lo tanto, nada cambiará las sucesivas y distintas formas jurídicas que se originen durante el lapso del contrato de trabajo, ya que esto resulta inoponible al trabajador que siempre brindo sus servicios a determinada persona. La justicia no permite la utilización de medios técnicos para frustrar derechos de los trabajadores.

Si se opera un cambio de empresa se deberá respetar la antigüedad del trabajador, como también deberán dar aviso para que preste su conocimiento de forma expresa firmando al pie el documento en el cual se perfecciona el acto jurídico, caso contrario se configuraría un fraude laboral si se utiliza la transferencia para ocultar la antigüedad o desconocer los derechos.  En caso que el empleador ofrezca el cambio de firma en el contrato de trabajo, obligatoriamente deberá requerir la renuncia abonándole la correspondiente indemnización y hacer entrega efectiva de los certificados que exigen las leyes laborales.

Los documentos que se suscriban para violentar las leyes de orden públicos serán nulos. Esta conducta de eludir el cumplimiento de las leyes del trabajo es un fraude a la ley considerado en diversos casos como causal de nulidad.

¿Como reclamar facturas pendientes de pago?

Reclamar una factura a alguien que no nos paga puede parecer simple, pero hay muchas formas de hacerlo y no todas son eficientes.

La gestión de cobros es una tarea delicada pero impostergable. Estos clientes que exigen productos de calidad entregados puntualmente, pero cuando reciben la factura, no cumplimentan su pago en tiempo y forma.

De modo previo, conviene tener presente algunas consideraciones. Veamos: la mercadería debería estar entregada, y tal entrega tiene que estar documentada, y por ende si la factura no ha merecido observaciones ni impugnaciones, se tiene como cuenta liquidada.

En efecto, quién recibe una factura tiene un plazo para rechazarla o “impugnarla”. Si dentro del plazo legal de recibida la factura y esta no fue impugnada, se presume como cuentas liquidadas. Por eso es importante entregar las facturas y tener una constancia escrita de su recepción.

Otro dato de importancia, es que la venta debe de estar registrada en el libro respectivo, sin perjuicio que .la factura es un medio probatorio genérico de los contratos comerciales y no solamente de la compraventa.

En este preciso orden de ideas, la doctrina ha expresado que la factura misma hace prueba de la realizada conclusión del contrato, del precio pactado y, en general, de todas las otras modalidades y cláusulas ejecutivas en ella expresadas, como las referentes al tiempo y lugar de pago, medida y vencimiento de los intereses, descuentos o abonos, términos establecidos para reclamaciones y así sucesivamente. La factura no es un instrumento del contrato de compraventa sino una de las pruebas de el o de ejecución.

Corroborado todos estos parámetros, y encontrándose impagas las facturas, se debe intimar de pago al deudor, a través de un medio fehaciente (carta documento) indicando modo y lugar de pago.

Por último, nos queda referirnos al plazo que existe para reclamar su cobro por vía judicial. En nuestro nuevo ordenamiento, el tiempo para hacerlo es de cinco años.

¿Que és un mandamiento de intimación de pago y embargo?

El mandamiento de intimación de pago y embargo es un instrumento judicial que se utiliza en el cobro ejecutivo, para que el auxiliar de justicia se presenta en el domicilio del deudor a exigir el credito del acreedor.

El mandamiento implica una orden dada por alguien con autoridad para hacerlo. Cuando el acreedor de un credito exigible inicia la demanda mediante un título ejecutivo, el procedimiento judicial por el cual tramitara es la vía ejecutiva la cual es mas rápida que el juicio ordinario. El juez a proveer una demandad ejecutiva ordenara librar el mandamiento de intimación de pago, este opera como requisito para la continuación del juicio ejecutivo, y este instrumento requerira al deudor el pago y la opisición de defensas bajo apercibimiento de embargo o remate de bienes. El juicio ejecutivo es el opuesto al declarativo, ya que no se discturia la cuestión de fondo del asunto por que lo unico que se pretende es la efectividad del titulo con fuerza ejecutorio.

La diligencia del mandamiento de intimación de pago y citación de remate quedara a cargo del Oficial de Justicia con jurisdicción para ello, que se presentara en el domicilio del demandado, ahi, lo intimara de pago por la suma reclamada mas otra suma que se presupuestan para intereses, costas y costos, citandolo para que oponga excepciones en el expediente dentro del término de cinco días hábiles. Vencido dicho plazo sin cuestionamiento del título base de la ejecución se procedera a dictar sentencia la cual mandara adelante la ejecución para rematar bienes. El diligenciamiento defectuoso del mandamiento de embargo puede dar lugar a la nulidad de la ejecución.

La intimación de pago al deudor y la citación para la defensa, como también la notificación de la sentencia monitoria, además de ser trámites irrenunciables, son  los pilares básicos del derecho de defensa en juicio. La nulidad de la ejecución puede plantearse por no haberse hecho legalmente la intimación de pago, depositando el ejecutado la suma fijada en el mandamiento u oponiendo excepciones o cuando no se hubieran cumplido las normas establecidas para la preparación de la vía ejecutiva, siempre que el ejecutado desconozca la obligación, niegue la autenticidad de la firma, el carácter de locatario o el cumplimiento de la condición o de la prestación.

Si el mandamiento está relacionado a una deuda de uso de tarjeta de crédito, el siguiente artículo podría interesarle: Lo que deberías saber ante un juicio ejecutivo por deuda de tarjeta de crédito, o si es de un pagare: Inadmisibilidad de la ejecución directa de pagarés de consumo