Competencia para los jueces del Trabajo

Ante las cuestiones de competencia, en especial sobre las relaciones que están por fuera de la Ley de contrato de trabajo, es necesario destacar que al Trabajador no se le puede privar del acceso inmediato a la justicia y de la resolución de su caso en un tiempo prudencial.

Los jueces no se deben de apartar del principio constitucional: en caso de duda, la interpretación debe ser a favor del Trabajador (art. 39 inc. 3 Constitución de la Provincia de Buenos Aires); considerando que la postura contraria obligaría a recurrir al Tribunal de alzada para que determinara la competencia, lo que conllevaría una tardanza significativa para el esclarecimiento del proceso laboral, frustrando el derecho del interesado (como también de las demás partes que intervengan) a obtener una rápida y eficaz decisión judicial apta para poner fin al conflicto y a la situación de incertidumbre, dilatándose sin término la resolución del tema a juzgar. De este modo el pronunciamiento judicial a obtenerse no será una solución oportuna, beneficiosa y proporcionada al conflicto, ni un medio efectivo y real de aplicación del orden jurídico que, en este caso, quedaría reducido a expresiones meramente formales y abstractas.

Anuncios

Competencia territorial ante varios demandados en la justicia laboral

El art. 3 de la Ley 11.653, establece que la demanda iniciada por el trabajador podrá entablarse indistintamente ante el tribunal del domicilio del demandado, ante el Tribunal del lugar de la prestación de trabajo o del lugar de celebración de contrato de trabajo.

Dichas reglas obedecen a motivaciones de carácter económico que se objetivizan en la aspiración de obtener una mayor inmediatez del Juez, acercando la justicia al justiciable, logrando en razón de la vecindad en que se desarrolla sus funciones, un mayor rendimiento por parte del órgano jurisdiccional y una correlativa disminución en el costo del proceso.

Por lo cual, en caso de existir más de un demandado en el litigio se podrá por optar alguno uno de los domicilios correspondientes al accionado para que el Tribunal (en la provincia de Buenos Aires) resulte competente para entender en el proceso, de conformidad con lo dispuesto por el art. 3 inc. b de la ley 11.653.