Problemáticas en los vehículos que salen de fábrica

Las concesionarias y fabricantes en conflicto con las entregas y garantías de los vehículos, los cuales tardan varios meses en ser entregados y muchos de estos presentan problemas en su funcionamiento.

La venta de los vehículos cero kilómetro viene presentando distintos conflictos con la ley, ya que las concesionarias y fabricantes en estos últimos quince años están recibiendo denuncias en las diferentes provincias del país, porque parecería ser que estarían incrementado sus ganancias supuestamente abaratando el costo de calidad en los productos, además de la atención, falta de información, demoras en las entregas, desperfectos técnicos, vicios ocultos, entre otras situaciones que vienen afectando a miles de usuarios que adquieren sus vehículos. Cada día aumentan los casos en que compradores de automóviles y motocicletas no reciben los rodados en la fecha pactada, inclusive, en algunos casos, las entregas demoran varios meses; tiempo este que se supone, aprovechan para buscar imponer vehículos de gamas inferiores o modelos distintos o que carecen de alguno de los accesorios. En un caso de consulta, un cliente suscribió un plan de ahorro para sacar una camioneta utilitaria*, la cual tras dejarse de fabricar, la concesionaria quería que el comprador aceptase algún otro automóvil, siendo que este resultaba completamente distinto al solicitado y acordado. Las defensas argumentadas por los infractores, sostienen que debido a la devaluación pierden ganancia, o que faltarían pagar importes que nunca se informan y en muchos casos ni siquiera figuran en los contratos. Generalmente cuando un vehículo nuevo presenta desperfectos técnicos se opta por hacer valer la garantía, en donde se le practica el servicio técnico oficial. Los usuarios pueden requerir la garantía, cuando el producto no funciona, cuando no cumple con las prestaciones ofertadas y publicitadas, o cuando su funcionamiento no coincide con lo que se informó antes de adquirir el bien. Recomendamos en caso de tener que llevar a hacer alguna reparación, se haga por medio de la casa central dentro del período de los seis meses, aunque en algunos casos las partes pueden acordar un plazo mayor. La garantía comienza desde que se entrega la posesión. Los servicios técnicos oficiales son utilizados para hacer valer la garantía ofrecida, pero si el problema persiste y no es resuelto, el comprador tiene el derecho de promover los reclamos que conforme a derecho correspondan, en tal caso podrían contactarse con nuestro estudio a fin que intente resolver la cuestión. En caso de presentarse alguno de estos escenarios, hay tres opciones:1) pedir la sustitución, 2) devolver el bien para solicitar el valor actual en el mercado u 3) obtener una quita proporcional del precio. Si el producto presenta fallas de origen y nadie se hace cargo ante sus reclamos, inmediatamente debería iniciar la acción civil contra el vendedor y fabricante solicitando una indemnización monetaria por los daños y perjuicios sufridos. En estos casos, el damnificado debe ser paciente y perseverante, tomando el asunto como si le hubiesen sustraído el monto que pago el cual deberá recuperarlo accediendo a la justicia. Exija lo que corresponde, no se dé por vencido, contacte con Estudio Gatica.

 

Anuncios